En caso de bancarrota inminente, reestructurar deudas e incluso condonar parte de la deuda podría ser la mejor opción para los acreedores que esperan recuperar su inversión. Para estimar la cantidad de deuda que se debe pagar y la cantidad que debe ser perdonada, la computación segura es utilizada para calcular de forma segura incluyendo la información privada de todas las partes involucradas, incentivándolas a revelar con total veracidad sus auténticas valoraciones económicas.

En un lado, el primer acreedor aporta su valor estimado de recuperación de los activos del deudor en caso de quiebra:

Y en el otro lado, la segunda parte aporta su valor estimado de recuperación de los activos del deudor en caso de quiebra:

Una vez realizado el cálculo seguro, todas las partes sabrán si el deudor continúa siendo solvente, los pagos a ambos acreedores por parte del deudor y la cantidad concedida de deuda perdonada.

Para más información, consulte la publicación: “JUBILEE: Secure Debt Relief and Forgiveness“.

DESCARGO DE RESPONSABILIDADES

Lo anterior es sólo un ejemplo simplificado con propósitos ilustrativos. En el mundo real, habrá que cambiar los parámetros concretos y utilizar fórmulas más complejas que capturen por completo la complejidad del acuerdo.