El Problema del Millonario es el ejemplo arquetípico utilizado para explicar la computación segura: ¿cómo pueden dos millonarios saber quién es más rico sin revelarse su fortuna?

En un lado, el primer participante introduce su riqueza:

En el otro lado, el segundo participante introduce su fortuna:

Después de realizar la computación segura, ambos participantes saben cuál de los dos es más rico sin llegar a revelarse sus respectivas fortunas.